viernes, 21 de julio de 2006

“Los perros románticos” de Roberto Bolaño

En aquel tiempo yo tenía veinte años
y estaba loco.
Había perdido un país
pero había ganado un sueño.
Y si tenía ese sueño
lo demás no importaba.
Ni trabajar ni rezar
ni estudiar en la madrugada
junto a los perros románticos.
Y el sueño vivía en el vacío de mi espíritu.
Una habitación de madera,
en penumbras,
en uno de los pulmones del trópico.
Y a veces me volvía dentro de mí
y visitaba el sueño: estatua eternizada
en pensamientos líquidos,
un gusano blanco retorciéndose
en el amor.
Un amor desbocado.
Un sueño dentro de otro sueño.
Y la pesadilla me decía: crecerás.
Dejarás atrás las imágenes del dolor y del laberinto
y olvidarás.
Pero en aquel tiempo crecer hubiera sido un crimen.
Estoy aquí, dije, con los perros románticos
y aquí me voy a quedar.

8 comentarios:

Cstt dijo...

Cuando el mundo se ve obligado a bifurcarse y la realidad y los rêves se mantienen un poco en la distancia.

Mundos paralelos que nos conforman y sin los cuales no llegamos a ser quien realmente somos. Gracias po rdejarme conocerte en toda tu esencia.


Un beso.

sietecrisantemos dijo...

pasaba por acá, creo que me quedo un rato... te tría tu taza de café

aidee dijo...

...un beso... por cada frase tuya que acaricia el alma de quien te lee y se entrega magicamente a ti... en tus palabras..

Insanity dijo...

Palabras colmadas de tu voz. Bellísimas.
In.

Sin Destino dijo...

cstt: esto y un poco más. Solo son parcelas de uno mismo. un beso.

sietecrisantemos: como si charláramos en cualquier café...

aidee: esa frase si que acaricia. Un beso.

insanity: uso una voz prestada que se expresa mejor que yo. Un beso.

Robinson dijo...

Leyendo "Los Perros Románticos" acabo de descubrir que Roberto Bolaño era un excelente prosista. ¿Esto era el vicerrealismo? Pobre Arturo Belano.

Sin Destino dijo...

Robinson: como comprenderás no estoy de acuerdo. Creo que Bolaño también tiene su lugar en la poesía. Por cierto, ¿por qué será que cuando se critica se hace de forma anónima?¿Pueden conocerse los escritos y las preferencias de Robinson en algún lugar o es una isla a la que solo puede llegar Viernes?

Gracias por la visita y un saludo.

emilia alarcón dijo...

El poema de Bolaño está muy bien, pero lo que no me gusta es que empieces todos los versos con mayúscula. Esto hace desagradable la lectura. Espero que, en posteriores entradas, corrijas este error.

Un abrazo.