lunes, 21 de agosto de 2006



Hoy he visto a una sirena zambullirse en el mar
y he deseado ir tras ella.

2 comentarios:

Bohemia dijo...

En algún lugar oí que las sirenas con sus cantos embaucan, pero hay veces que hay que dejar los miedos y seguir a nuestras sirenas si es lo que deseamos.

Abrazos serenos...

Sin Destino dijo...

bohemia: cuando se escuchan los cantos de las sirenas, lo mejor es amarrarse fuerte al mastil, porque te pueden arrastrar a las profundidades. Un abrazo.